Cómo elegir la mejor tarjeta de crédito

Si estás buscando una nueva tarjeta de crédito, es posible que te sientas abrumado por los cientos de opciones disponibles. Hay variedades aparentemente infinitas de tarjetas que ofrecen recompensas, períodos sin intereses y la oportunidad de generar crédito, lo que puede dificultar elegir la tarjeta adecuada para tu billetera.

A continuación, te compartimos tres sencillos pasos que puedes seguir para elegir las mejores tarjetas de crédito 2022 que te proporcionen el mayor beneficio.

Recuerda que no existe una tarjeta de crédito única para todos, por lo que la mejor tarjeta de crédito para ti puede diferir de la de tu amigo. Sin embargo, hay algunos pasos que puedes seguir para ayudar a reducir tus opciones cuando buscas obtener una nueva tarjeta.

Cómo elegir la mejor tarjeta de crédito

  1. Verifica tu puntaje de crédito y tu informe de crédito

El primer paso es verificar tu puntaje de crédito y tu informe de crédito. Hay numerosos recursos gratuitos disponibles, donde puedes verificar tu puntaje de crédito. Además, muchos de estos servicios ofrecen información sobre los factores que afectan tu crédito y ofrecen consejos sobre cómo mejorarlo.

Los rangos de calificación crediticia varían según el modelo de calificación crediticia pero los acreedores usan las calificaciones en el 90 % de las decisiones crediticia, por lo que enumeramos esos rangos a continuación.

Rangos de puntuación

Bajo: 300 a 579

Normal: 580 a 669

Bueno: 670 a 739

Muy bueno: 740 a 799

Excelente: 800 a 850

Cómo elegir la mejor tarjeta de crédito

Una vez que sepas en qué rango te encuentras, puede usar esa información para ajustar la búsqueda de tu tarjeta de crédito. Considera las tarjetas que requieren un crédito igual o menor que el tuyo. Si tienes buen crédito, considera tarjetas que establezcan requisitos de crédito buenos o justos.

Incluso si tu puntaje de crédito se encuentra dentro del rango bueno, eso no garantiza que se te apruebe una tarjeta de crédito que requiera un buen crédito. Los emisores de tarjetas analizan más factores que solo tu puntaje de crédito, incluidos los ingresos y los pagos mensuales de vivienda.

  1. Decide qué tipo de tarjeta de crédito se adapta a tus necesidades

Las tarjetas de crédito se pueden separar en tres tipos principales: recompensas, 0% APR y crédito de construcción.

A continuación, enumeramos para qué consumidor es mejor cada tipo de tarjeta de crédito.

Cómo elegir la mejor tarjeta de crédito

Recompensas

Si no tienes deudas y ya has establecido un buen crédito, las tarjetas de crédito de recompensas pueden ayudarte a compensar el costo de las compras y pagar los próximos viajes (al canjear puntos o millas). Las tarjetas de recompensas vienen en todas las formas y tamaños con tarjetas que ofrecen devolución de efectivo, puntos o millas en categorías de gastos comunes (viajes, gasolina, comestibles y cenas fuera) que se pueden canjear por créditos de estado de cuenta, tarjetas de regalo, pasajes aéreos, hoteles y más.

Construyendo crédito

Si no tienes mucho historial de crédito o tienes un puntaje menos que estelar (669 o menos), debes hacer que la creación de crédito sea tu principal prioridad sobre las recompensas u ofertas especiales de financiamiento. Un buen puntaje crediticio es clave para desbloquear las mejores tasas de interés y aumentar las probabilidades de aprobación para tarjetas de crédito, hipotecas y préstamos.

Enseñar a los niños sobre dinero

Si no enseñas a tus niños a gestionar el dinero, lo hará alguien más. Y ese no es un riesgo que quieras correr. Te mostraremos cómo dar a tus hijos la ventaja que tu desearías tener y prepararlos para ganar con el dinero a cualquier edad.

Cómo enseñar a los niños de preescolar y kínder sobre el dinero

1. Utiliza un tarro transparente para ahorrar.

Las alcancías son una gran idea, pero no ofrecen a los niños una visión. Cuando se utiliza un tarro transparente, ven cómo crece el dinero. Ayer tenían un billete y cinco monedas. Hoy, tienen un billete y siete monedas. Habla con ellos sobre esto y haz un gran esfuerzo para que crezca su ahorro.

2. Da ejemplo.

niños estudiando

Un estudio de la Universidad de Cambridge reveló que los hábitos monetarios de los niños se forman a los 7 años. Si cada vez que sales a cenar o al supermercado te pones a tirar plástico, se darán cuenta. O si tú y tu pareja discuten por el dinero, también lo notarán. Da un ejemplo saludable para ellos y será mucho más probable que lo sigan cuando sean mayores.

3. Enséñales que las cosas cuestan dinero.

Tienes que hacer algo más que decir: “Ese paquete de coches de juguete cuesta 90 pesos, hijo”. Ayúdalos a tomar unos cuantos pesos de su tarro, llévalos con ellos a la tienda y entrega físicamente el dinero a la cajera. Esta simple acción tendrá más impacto que un sermón de cinco minutos.

Cómo enseñar a los alumnos de primaria y secundaria sobre el dinero

4. Mostrar el costo de oportunidad.

Es otra forma de decir: “Si compras este videojuego, no tendrás dinero para comprar ese par de zapatos”. A esta edad, tus hijos deberían ser capaces de sopesar las decisiones y comprender los posibles resultados.

5. Da encargos, no dietas.

familia con niños

No des a tus hijos dinero sólo por respirar. Págales comisiones por las tareas que hagan en casa, como sacar la basura, limpiar su habitación o cortar el césped. Además, ayúdalos a abrir su primer cuenta de ahorro que podrás ver desde tu banca móvil. Este concepto ayuda a tus hijos a entender que el dinero se gana, no se les da sin más.

6. Evita las compras impulsivas.

“Mamá, acabo de encontrar este vestido tan bonito. Es perfecto y me encanta. ¿Podemos comprarlo, por favor?” ¿Te suena esto? Este grupo de edad sabe muy bien cómo sacar provecho de la compra impulsiva, especialmente cuando se utiliza el dinero de otra persona.

En lugar de ceder, hazle saber a tu hijo que puede utilizar su comisión ganada con esfuerzo para pagarlo. Pero anima a tu hijo a esperar al menos un día antes de comprar algo que supere los 300 pesos. Lo más probable es que siga estando ahí mañana, y al día siguiente podrá tomar esa decisión monetaria con la cabeza fría.

7. Destaca la importancia de dar.

Una vez que empiecen a ganar un poco de dinero, asegúrate de enseñarles a dar. Pueden elegir una iglesia, una organización benéfica o incluso a alguien que conozcan y que necesite un poco de ayuda.

niños aprendiendo

Con el tiempo, verán que dar no sólo afecta a las personas a las que dan, sino también al donante.

Cambia tu historia

Enseñar a tus hijos sobre el dinero en cualquier etapa va a requerir tiempo por tu parte. No siempre será fácil. Pero si quieres que tus hijos sepan gestionar con éxito su dinero cuando sean mayores, dedicarles tiempo ahora merecerá la pena.

Una de las mejores maneras de enseñar a tus hijos a manejar el dinero es dándoles la oportunidad de hacer algo de lo suyo.