Sabemos que la actual pandemia esta afectando a todos los sectores comerciales, a algunos a favor y a otros en contra, uno de los sectores más afectados es el de las aerolíneas, el impacto económico es algo sin precedentes, y por lo mismo se van a ver afectados los precios de los vuelos.

Estamos hablando de que esta afectación económica podría hacer perder a las aerolíneas hastaUS$113.000 millones en ingresos este año debido al impacto del virus, esto según la estimación de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Este sector ha experimentado una drástica caída en el tráfico de pasajeros por el temor que tienen las personas de contagiarse al viajar, algo comprensible diría yo.

Las perdidas económicas son muy grandes

Consecuencias tales como Pasajeros varados

Si, nos vamos a topar con situaciones como estas, y es algo que aerolíneas como EasyJet o Ryanair puede decir, ya que son de las más afectadas, el daño económico puede ser tan grande que lleve al quiebre a una empresa, como le ha pasado a la aerolínea británica Flybe, y con ese anuncio también le indicó a sus pasajeros que tendrían que regresar a casa por sus propios medios.

Un avión en tierra y sin operar es una perdida gigantesca día a día.

¿Todo son malas noticias?

Por suerte para algunos no, si quieres volar a Asia, sobre todo buscas vuelos entre Shanghái y Chongqing, estos vuelos los puedes encontrar por apenas US$4,1 (si, es verdad), por lo que tal vez sea una buena idea sacar la tarjeta de crédito y comprar uno o dos boletos, la desgracia de algunos puede ser la ventaja de otros. Claro, hablamos que en cuestiones de salud no sea una buena idea volar a esos lados en estos momentos.

Es el mayor desastre en la historia del turismo

Debido a la globalización en la que vivimos, una que tiene grandes ventajas como, mejorar la infraestructura, el abaratamiento de costos, mayor competencia en los mercados y el desarrollo en general. También tiene su lado malo, en estas situaciones hablamos sobre el turismo, el cual puede llegar a tener perdidas de hasta los US$70.000 millones.

Y esto es bastante malo para un de los sectores que había tenido el mayor crecimiento a nivel mundial en las últimas décadas, es un golpe muy fuerte.

Para darnos una idea vamos a 1990, tiempo en que la llegada de turistas extranjeros era de un alrededor de 458 millones, y en la actualidad hablamos de más de 1,400 millones, eso es más del triple de crecimiento.