pareja con finanzas

Objetivos financieros en pareja

Una persona ajena a nuestra economía podría pensar que mi pareja y yo lo teníamos todo planeado desde el principio.

Podrían suponer que sabíamos lo que queríamos, que habíamos fijado nuestros objetivos y que los habíamos alcanzado. Pero se equivocarían.

Hemos cometido errores de dinero. Y hemos tenido puntos de vista diferentes sobre el dinero. Por eso, adoptar objetivos financieros no siempre fue fácil, y no ocurrió de la noche a la mañana.

Mirando hacia atrás, creo que algunos elementos clave nos ayudaron a estar en la misma página financiera. Y aquí compartiré cómo desarrollamos objetivos monetarios compartidos como pareja.

dinero en pareja

Desarrollar objetivos financieros compartidos:

Comunicación, comunicación, comunicación

A muchas parejas les cuesta hablar de los puntos de vista opuestos sobre el dinero, sobre todo al principio. Además, las experiencias pasadas afectan a la forma en que todos pensamos y utilizamos el dinero.

Por eso, cuando dos personas combinan su dinero, es inevitable que haya disparidades. Nosotros no fuimos una excepción. Empezamos nuestra vida juntos con historias de dinero diferentes.

Por eso, cuando no estábamos de acuerdo con el dinero, se trataba menos de dinero y más de nuestras necesidades y valores individuales. Sin embargo, es difícil reconocerlo (y hablar de ello).

Antes de casarnos, hicimos sesiones de “asesoramiento” de pareja con un matrimonio. Lo que más recuerdo es la discusión sobre los hijos y el dinero.

Nos preguntaron qué queríamos, individualmente y juntos, y cómo pensábamos conseguirlo. Esta experiencia ayudó a iniciar la conversación.

ahorro en pareja

Una nota sobre la honestidad, la confianza y el respeto

Sin respeto y confianza mutuos, es difícil abrirse y hablar de cualquier cosa, y mucho menos de dinero. Y el dinero es un tema cargado de emociones, por lo que es esencial sentirse seguro y escuchado.

Por suerte, siempre me he sentido lo suficientemente segura en nuestra relación como para hablar de temas delicados.

Mucho trabajo (sobre nuestra relación y nuestro dinero)
Desarrollar una comunicación honesta, la confianza y el respeto mutuo llevó tiempo (y no fue fácil).

Si a esto le añadimos el trabajo,  la casa, los hijos y el dinero, encontrar tiempo para trabajar en la relación es todo un reto. Pero los objetivos financieros compartidos no surgen simplemente en una pareja. A nosotros nos costó mucho tiempo y atención.

Definimos nuestros valores

Empezamos a salir cuando éramos adolescentes y ahora tenemos más años. Al principio, nuestros valores y objetivos eran similares, pero no coincidíamos al 100%. Además, nuestros valores han cambiado con los años.

Algo que nos ha funcionado bien es descubrir nuestros valores (utilizamos ejercicios de valores). Hablar de nuestros valores nos ayuda a entendernos y facilita la fijación de objetivos comunes.

finanzas para pareja

Alcanzamos un objetivo elevado pero alcanzable.

Nuestro primer gran objetivo financiero fue pagar nuestros préstamos estudiantiles. Además, sabíamos que necesitábamos una tarjeta de crédito que nos ayudara a financiar nuestros gastos y un par de compras que queríamos hacer, como comprar un viaje al extranjero y que sin el crédito, hubiera sido prácticamente imposible adquirirlo. Debíamos alrededor de 50,000 pesos y vivíamos con un solo ingreso, así que pagarlos no fue un pequeño logro. Y tardamos años en hacerlo.

Por supuesto, nos tambaleamos en el camino y cometimos errores, ¡pero lo conseguimos! Esto creó el impulso que necesitábamos para trabajar juntos hacia otros objetivos financieros.

Compartir nuestros sueños.

Una de las mayores motivaciones para nuestros objetivos compartidos son nuestros sueños. Por supuesto, cada uno de nosotros tiene sus propias ambiciones. Pero también tenemos sueños para el resto de nuestra vida juntos.

Para nosotros, para eso está el dinero: para utilizarlo como herramienta para crear una vida que nos guste. No se me ocurre una razón mejor para establecer objetivos monetarios compartidos.

dinero para pareja

Reflexiones

Nuestros objetivos financieros compartidos nos hicieron más fuertes. Pero desarrollarlos no siempre fue fácil.

Nos hemos fijado muchos objetivos económicos como pareja, hemos conseguido algunos y seguimos trabajando en otros. Y hemos cometido muchos errores en el camino.

Sin embargo, la comunicación, la honestidad, la confianza, el respeto y la transparencia han sido vitales para nuestros éxitos y para superar nuestros fracasos económicos.

Espero que compartir lo que nos ha funcionado pueda ayudar a otras parejas a alcanzar sus objetivos financieros.