Ya han pasado más de dos semanas desde que este nuevo virus llamado coronavirus apareció en China y se hiciera notorio a nivel mundial, al principio se pensó que el único impacto global estaría en el sector de la industria y en el turismo.

Sin embargo, los expertos al ver que la pandemia era combatida y controlada con gran velocidad, indicaron que esta tendría un impacto bastante limitado en la economía mundial, esto con lo que sería entre una y cuatro décimas en el 2020.

Debemos de recordar que la mayoría de los procesos de producción a nivel mundial, obtienen recursos y componentes de China, por lo que la distribución comenzó a verse afectada por la pandemia en el país asiático. Y el efecto será difícil de precisar.

Por su parte, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) calculó que los ingresos aéreos mundiales se reducirián en un 5%, mientras que la OPEP ha rebajado la demanda mundial de petróleo un 19%, a 100,73 millones de barriles diarios.

Eso fue lo que nos dijeron los expertos cuando el brote de coronavirus se dio.

¿Cómo estamos ahora?

Los analistas se quedaron con la idea de un impacto meramente concentrado, pero con posibles consecuencias prolongadas para el sector turismo, y nada significante para el sector industrial.

Más ahora sabemos que esto no fue así, China tiene varias ciudades sitiadas, donde nadie puede entrar o salir, otros países infectados por el coronavirus, y una China casi paralizada con el objetivo de controlar y detener esta enfermedad.

Un ejemplo lo tenemos con la ciudad de Suzhou, la cual es responsable de aproximadamente el 80% de los vestidos de novia que se venden en el mundo. Las fabricas de esta ciudad están actualmente cerradas por las medidas sanitarias que se implementaron.

La única forma de obtener algo que se produzca en esa ciudad es que el producto se encuentre en bodega fuera de China.

Escasez de piezas de tecnología

Se verá afectada la tecnología por el coronavirus

Es aquí donde debemos de recordar la frase “todo esta en china” cuando hablamos de cosas eléctricas o electrónicas en general.

Los smartphones son de los aparatos que empezamos a ver que ya están siendo afectados, sobre todo los del gigante Apple, recordemos que el 17 de Febrero la compañía indicó que el suministro de iPhones se vería limitado temporalmente.

Debido al efecto del coronavirus, se ha pronosticado una caída de hasta un 50% en los envíos de teléfonos inteligentes desde China entre octubre de 2019 y marzo de 2020.

¿Todo son malas noticias?

El coronavirus puede reducir el costo de boletos de avión

 Bueno, dentro de lo que cabe existen buenas noticias, tal vez lo sean, como parte de las medidas para frenar al coronavirus o covid-19, está la interrupción de vuelos a ciertos lugares del mundo, en especial a China.

Las pérdidas para las aerolíneas se han estimado en unos 29.300 millones de USD, según informó la IATA, para las empresas chinas y de la región de Asia se estima en 27,000 millones de USD.

Es aquí donde uno puede aprovechar la situación, debido a que las aerolíneas tendrán que tomar medidas necesarias e incluso drásticas, lo más seguro es que recurran a reducir los costos de los boletos de avión, con la intención de recuperar todo el dinero posible y compensar las pérdidas.

Así que tal vez el coronavirus se convierta en un “amigo” para los amantes de los viajes, o para aquellos que esperaban una oportunidad para viajar.