Archivos de la categoría Finanzas personales

Pagar en línea hoy es la mejor opción

Lo que hay que saber sobre el pago de facturas por Internet

La mayoría de las personas ya utilizan cuentas en línea para pagar tarjetas de crédito, servicios públicos y otras facturas regulares, pero para muchos pagadores de facturas de edad avanzada, poner un sello y enviar un cheque o giro postal mensual sigue siendo la norma.

Un estudio realizado descubrió que casi un tercio de las personas de 65 años o más no utilizaban los pagos en línea o por celular.

Pero los adultos mayores que todavía prefieren pagar con papel también están entre los potencialmente más vulnerables a los casos graves de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Dado que las autoridades federales y estatales insistan a las personas de riesgo en particular a permanecer en casa, ahora podría ser el momento de evitar los viajes a la oficina de correos y al banco, y cambiar a la banca en línea.

Las instituciones financieras y las empresas que facturan servicios como el agua, la electricidad, los seguros y el acceso a Internet han hecho que el pago en línea sea sencillo y seguro, y es fácil empezar a hacerlo.

Hay dos formas habituales de pagar las facturas por Internet: Pagar a las empresas individualmente a través de sus sitios web o aplicaciones móviles, o autorizar a tu banco o agencia de crédito a pagar las facturas desde tu cuenta. No es necesario hacer uno u otro exclusivamente; utiliza cualquiera de los dos métodos, o ambos, en la combinación que mejor se adapte a tus necesidades financieras.

Ahorra tiempo al pagar

Pagar individualmente a las empresas

Para establecer pagos individuales, crea una cuenta digital en el sitio o la app de la empresa. En algunas instituciones tendrás que:

  • Crear un nombre de usuario y una contraseña para acceder a la cuenta.
  • Dar una dirección de correo electrónico y un número de teléfono para que la empresa pueda ponerse en contacto contigo, por ejemplo, para confirmar tu identidad cuando inicies sesión (un proceso llamado “autenticación de dos factores”).
  • Vincular la cuenta a un método (o métodos) de pago, como una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito. Tendrás que proporcionar el número de cuenta y, si utilizas un banco, el número de ruta. (El número está impreso en tus cheques en papel, junto con el número de cuenta).
  • Para realizar un pago, entra en la cuenta y busca el enlace “pagar” o “pagos”. Se te pedirá que introduzcas el importe, selecciones la fecha y el método de pago y confirmes la transacción.
  • Normalmente recibirás un correo electrónico automático de la empresa confirmando que has realizado o programado un pago.

Pagar en línea a través de tu banco

Pagar por Internet a través de tu banco puede hacer que el pago de facturas en línea sea más parecido a una ventanilla única. Para empezar:

  • Crea una cuenta digital en el sitio web o la aplicación de tu banco, si aún no la tienes.
  • Una vez que hayas iniciado sesión, busca el enlace “pago de facturas” y crea perfiles para cada una de las empresas (conocidas como “beneficiarios”) a las que quieras pagar. Tendrás que introducir información como el nombre de la empresa y tu número de cuenta con ella.
  • Introduce cuánto quieres pagar a la empresa y en qué fecha.
  • Ten en cuenta que los pagos bancarios pueden tardar unos días en procesarse, así que prográmalos para que salgan antes de la fecha de vencimiento de la factura.
  • Por lo general, tendrás que tener una cuenta corriente en un banco para poder utilizar tu servicio de pago de facturas. La mayoría de los bancos, sobre todo los más grandes, ofrecen el servicio básico de pago de facturas de forma gratuita, pero puede haber una cuota si se supera un número determinado de pagos al mes, o para funciones especiales como el acceso a las transacciones del software financiero. Lee atentamente los términos y condiciones.

Pagar fácil y cómodo

El hecho de que tu banco pague tus facturas tiene la ventaja de la comodidad, ya que no tienes que hacer malabarismos con varios beneficiarios y sitios web de pago. Pero asegúrate de que tienes suficiente dinero en tu cuenta para cubrir esas facturas cada mes, especialmente si estableces pagos recurrentes.

Automatiza tus pagos

Una de las ventajas de pagar las facturas por Internet es que se pueden automatizar los pagos para que salgan en la misma fecha cada mes. Esta opción, que suele estar disponible tanto en los bancos como en los beneficiarios individuales, puedes ahorrar tiempo y aliviar la preocupación de olvidarte de una factura e incurrir en cargos por retraso o financiación.

Los pagos automáticos son más adecuados para las facturas que tienen el mismo importe cada mes, como la hipoteca, las primas de los seguros o los servicios de entretenimiento. Para las facturas que varían, como las tarjetas de crédito y los servicios públicos, utiliza los pagos recurrentes sólo si sabes que la cuenta tiene suficiente dinero para cubrir una factura inusualmente grande.

Automatizar los pagos no significa ignorarlos. Revisa tus cuentas online y los extractos bancarios con regularidad para asegurarte de que no ha habido ningún error y para estar al tanto de los cambios, como las subidas de las primas de los seguros o las tarifas del cable.

paga en donde quiera que estes

También te puede interesar: Entiende como establecer un buen crédito

Pasos para conseguir una hipoteca

A diferencia de la apertura de una tarjeta de crédito o la obtención de un préstamo para automóviles, el proceso de solicitud de una hipoteca es más largo y tedioso. Por lo tanto, es útil entender los pasos que hay que dar y lo que se espera si estás planeando comprar una vivienda.

Calcula lo que puedes pagar

Antes de solicitar un crédito hipotecario, es importante saber lo que puede pagar de forma realista. Esto incluye la estimación de los costos iniciales y continuos de la compra de una vivienda. Utilizar una calculadora de hipotecas es un buen recurso para presupuestar estos costos.

mudándose a casa con hipoteca

Los principales costos de la compra y la propiedad de una vivienda son los siguientes:

  • Tasas de tasación de la vivienda.
  • Gastos de inspección.
  • Pago inicial.
  • Costos de cierre.
  • Pagos mensuales de la hipoteca, incluido el seguro hipotecario privado, si está obligado a pagarlo.
  • El seguro de la vivienda, los impuestos sobre la propiedad y las cuotas de la asociación de propietario, si no están incluidos en el pago de la hipoteca.
  • Mantenimiento básico y conservación.
  • Reparaciones y renovaciones de la vivienda.

Uno de los mayores obstáculos para los compradores de vivienda por primera vez es el pago inicial. Necesitarás un pago inicial de al menos el 20% para evitar mensualidades altas y asegurar tu préstamos. Las primas del pago inicial ofrecen protección al prestamista en caso de impago; no pueden eliminarse hasta que se alcance un 20% de capital en la vivienda. Esto se sumará a los costos mensuales de la vivienda.

Organiza tus documentos

familia en casa con hipoteca

Necesitarás varios datos para solicitar una hipoteca. Antes de acudir, ten preparados tu número de la Seguridad Social, tu último recibo de sueldo, la documentación de todas tus deudas y los extractos de las cuentas bancarias de tres meses y cualquier otra prueba de activos, como una cuenta de corretaje un ingreso extra constante.

Si eres autónomo, es posible que necesites documentación adicional. Por ejemplo, un prestamista puede pedirte ver tus declaraciones de impuestos de los dos años anteriores. También es posible que tengas que presentar un estado de ingresos actualizado y/o cartas de uno o varios clientes autónomos que acrediten que eres un contratista independiente.

Compara las opciones hipotecarias

familia llegando a casa nueva con hipoteca

Los préstamos hipotecarios no son todos iguales, y es importante entender qué tipo de hipoteca puede ser la mejor para comprar una casa. Puedes empezar por buscar préstamos convencionales, que están respaldados por instituciones bancarias. Estos préstamos suelen requerir un 20% de entrada.

Busca un préstamo hipotecario

Al igual que no todas las hipotecas son iguales, tampoco todos los prestamistas son iguales. Es importante comparar diferentes opciones de hipotecas para poder comparar los tipos de interés y las comisiones. Una diferencia de incluso medio punto porcentual podría aumentar o disminuir sustancialmente la cantidad de intereses que paga por una hipoteca a lo largo de la vida del préstamo.

Además, considera la posibilidad de obtener una preaprobación para una hipoteca. Este proceso implica que un prestamista hipotecario revise tus finanzas y te haga una oferta condicional para un préstamo. La preaprobación puede facilitar la aceptación de tu oferta cuando intentes comprar una vivienda, lo que podría ser especialmente crucial si  eres el postor más joven.

Esto debes saber para comprar tu casa

En la actualidad, el sueño de todos es comprar una casa pero hay cierta información que necesitas saber antes de decidir si puedes o no puedes comprar una propiedad. Estas son algunas de las cosas que tienes que saber si estás pensando comprar una casa.

1. Tu puntuación de crédito

Conoce  información clave como tu puntuación de crédito y cuánto puedes pagar por una vivienda antes de empezar a buscarla.

Esta cifra de tres dígitos puede determinar tu capacidad para obtener un crédito hipotecario y afectará a los tipos de interés a los que puedes optar. Conocer tu puntuación crediticia te dará una idea de tu posición ante los prestamistas y de si tiene sentido trabajar para fortalecer tu crédito antes de solicitar una hipoteca. Las puntuaciones crediticias más altas te ayudarán a obtener tipos de interés más bajos.

 

pareja compra casa nueva

2. Cuánta vivienda puedes permitirte

Es una buena idea mantener los gastos de la vivienda en un máximo del 28% de tus ingresos brutos mensuales. Eso significa que los pagos mensuales de la hipoteca, los impuestos sobre la propiedad y el seguro de la vivienda no deberían superar ese porcentaje.

También deberás tener en cuenta la relación deuda-ingresos total, a la hora de determinar la cantidad de vivienda que puedes permitirte. Tu gasto fijo es la parte de sus ingresos brutos mensuales que se destina a las obligaciones mensuales de la deuda (incluidos los costes de la vivienda) más los pagos del coche, los préstamos estudiantiles, las tarjetas de crédito y otras deudas.

 

llaves de casa nueva para compra

3. Opciones para el pago inicial

El pago inicial es el dinero en efectivo que pagas por adelantado para la compra de la casa. Los prestamistas ofrecen una variedad de hipotecas con diferentes requisitos de pago inicial. Muchos estados y ciudades ofrecen programas que combinan hipotecas con tipos de interés bajos con ayudas al pago inicial y a los gastos de cierre. Explora tus opciones para decidir cuánto necesitarás ahorrar para el pago inicial.

4. Cuánto puedes pedir prestado

Antes de empezar a mirar casas, solicita una preaprobación hipotecaria con algunos prestamistas. Una carta de preaprobación es la oferta de un prestamista para prestarle una determinada cantidad en unas condiciones concretas. Compara las ofertas para conseguir los tipos y comisiones más bajos, esto te abrirá un campo de opciones para decidir la que mejor se ajuste a tus necesidades.

5. Estado del mercado inmobiliario local

Examina los sitios web de anuncios y consulta los informes de mercado de tus agencias inmobiliarias locales para conocer los precios de las viviendas, la demanda de las mismas y el inventario de propiedades en venta. Esto te dará una idea de los precios de las viviendas en tu zona y de la competencia a la que te enfrentarás a la hora de hacer ofertas a los vendedores.

pareja compra nueva casa

 

6. Dónde quieres vivir

Cada ciudad tiene colonias distintas con su propia personalidad. La forma en que quieres vivir determinará dónde te gustaría hacerlo. ¿Qué distancia estás dispuesto a recorrer para ir al trabajo? ¿Qué tipo de servicios quieres tener cerca? ¿Quieres una colonia animada con restaurantes a los que puedas ir andando o una zona suburbana tranquila?

7. Tipo de casa que deseas

Una casa duplex no es la única opción. Los condominios, las casas usadas y las casas prefabricadas pueden ser más accesibles. Ten en cuenta tu presupuesto y tu estilo de vida para decidir qué tipo de casa te conviene.

Con estos siete sencillos consejos, te será más fácil enfocar tu energía en la propiedad correcta que te gustaría adquirir, además de tu capacidad económica.

Nuevo comienzo, nuevo departamento

Por fin ha llegado el momento, tienes un departamento nuevo y el momento de mudarte por tu cuenta ha llegado. Felicidades, es un gran paso en la vida de todos y seguramente te sientes muy orgulloso de ti.

Es un acontecimiento emocionante y todos deberíamos de saberlo. Aquí te comparto algunas cosas que debes de saber antes de mudarte solo a tu nuevo departamento.

Comenzando una nueva vida

Hay muchas cosas que tienes que saber sobre la vida por tu cuenta propia y que tienes que empezar a planear antes de mudarte a tu nuevo departamento, como pagar algún crédito hipotecario (si adquiriste uno para comprar tu residencia), administrar las facturas frecuentes, un nuevo super local, el seguro del departamento, tu nueva colonia, y pequeñas cosas como las reparaciones y el mantenimiento del hogar.

¿Por dónde empiezo?

Empieza con los suministros de cocina
Necesitas comer

Ya no hay que asaltar la nevera de tu madre, ni robar galletas o una lata de refresco, la comida ya no aparece por arte de magia. Es un mundo nuevo y tu cocina nueva. ¿Por dónde empezar, qué necesitas?

mujer feliz en nuevo departamento

Todo depende de tu destreza en la cocina, tu gusto y tu experiencia culinaria. Si eres de los que corren y van a los alimentos precocinados, entonces necesitarás sólo lo básico. Si comes fuera de casa con frecuencia, tu cocina puede estar vacía, pero también lo estará su cartera, como sabes comer en restaurantes o comprar en tiendas de conveniencia es más caro.

Un compromiso entre comidas verdaderamente caseras y algunos utensilios de cocina sencillos marca la diferencia en la preparación de tus comidas diarias y en tu estado nutricional.

No olvides: jabón para lavar los platos, paños de cocina, toallas de papel, esponja de cocina, ollas, sartenes, bote de basura, bolsas de basura (las olvidamos), escoba, sartén, etcétera.

Prepara tu sala de estar

Ya no tienes que compartir la televisión con tu familia, ver lo que tu hermano quiere ver o censurar tu visión de la televisión porque tus padres no lo aprueban. El sistema de entretenimiento es ahora tuyo y sólo tuyo. ¡Qué maravilla!

Espera, no tienes televisión y ni siquiera tienes un reproductor de DVD. Vaya, ¿ahora qué? Para muchos adultos jóvenes que acaban de amueblar su salón, la televisión y el reproductor de DVD estarán antes que los muebles. Tranquilo, poco a poco podrás comprar tus esenciales.

Otros artículos que puedes querer: lámparas, sofá, escritorio de ordenador, mesa de centro y arte para las paredes, pero eso puede venir después.

Echa un vistazo a todas las cosas que puedas comprar en internet y las promociones que puede haber en las diferentes épocas del año.

No te olvides de tu baño

Las pequeñas cosas son las que se olvidan. Son las pequeñas cosas, las pequeñas comodidades que olvidas cuando te mudas a tu primer departamento. Como la cortina de la ducha, vaya, ¿Cuántas veces has pensado en la cortina de la ducha, es decir, hasta que estás en el pasillo del baño en Target pensando, ahora qué necesito?

No te olvides de estos artículos: Escobilla para el inodoro, desatascador para el inodoro (no quieres quedarte atascado en una emergencia), limpiador para la taza del inodoro, papel higiénico, jabón de manos, porta cepillos de dientes, tu champú básico, acondicionador y gel de baño. Estos son sólo los artículos personales.

hombre mudandose a nuevo deparamento

Prepara tu dormitorio

Pasas entre 6 y 8 horas durmiendo, hazlo con estilo y comodidad.  Lo más económico es que lleves la casa del cuarto de tus padres y eventualmente adquirir lo tuyo.

Sin embargo, voy a asumir que la mayoría de la gente tiene una cama para empezar, pero no olvides el resto de artículos en el dormitorio que no puede pensar de inmediato, como un tocador.

No te olvides de: sábanas, almohada, edredón, cubre colchón (o funda), despertador, tocador, espejo y cortina si tu ventana no tiene persianas.

¿Qué más necesita para un nuevo apartamento?
¿Qué he olvidado?

Seguramente te hagan falta muchas cosas a la hora de cambiarte, no te preocupes, es parte del proceso y todos hemos pasado por eso. Relájate y disfruta el proceso de tu independencia, seguramente va a ser algo único en tu vida.

Cargos comunes en la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito pueden ser herramientas financieras valiosas cuando se usan de la manera correcta. De otra forma generan cargos.

Por el lado positivo, una tarjeta de crédito puede funcionar como un préstamo de emergencia cuando te encuentras en un apuro, como cuando tu automóvil se descompone y necesitas ir al trabajo.

De hecho, si aun no tienes una, es una muy buena idea empezar a solicitar una tarjeta de crédito, pues ofrece grandes beneficios.

Por supuesto, las tarjetas de crédito no son necesariamente gratuitas. A los titulares de tarjetas que tienen saldos mensuales se les cobran intereses por el privilegio de pedir dinero prestado. Y luego hay una serie de tarifas que se te pueden cobrar o no, dependiendo de cómo administres y uses tu tarjeta.

Aquí , hay una lista para que las conozcas.

Hombre usando tarjeta de crédito

 

Cargos financieros

Los cargos por financiamiento (también conocidos como cargos por intereses) no se agregan a tu cuenta en una cantidad fija como otras tarifas.

En cambio, estos cargos varían según la tasa de porcentaje anual (APR) de tu tarjeta de crédito y el monto del saldo que lleva más allá de tu período de gracia.

Teniendo en cuenta qué tan alto es el APR promedio en la actualidad, los cargos por financiamiento deben tomarse muy en serio. Pueden volverse exorbitantes cuando tienes deudas. Afortunadamente, existe una forma infalible de evitarlos por completo, y es pagando el saldo en tu totalidad todos los meses.

Tarifas de transacciones extranjeras

Algunas tarjetas de crédito cobran tarifas de transacción en el extranjero cuando realizas una compra fuera (O compras algo en línea en otra moneda).

Es posible que nunca encuentres esta tarifa, pero las tarifas de transacción en el extranjero, que generalmente son del 2% al 3% de la compra cantidad: puedes sumar si viajas con frecuencia.

¿La forma de evitarlos? Fácil. Utiliza una tarjeta de crédito que no cargue una.

Persona pagando con tarjeta de crédito

Cuotas anuales

La tarifa anual es una tarifa que cobran algunos emisores de tarjetas simplemente por el privilegio de llevar la tarjeta de crédito. Pagar una tarifa anual puede parecer extraño, ya que hay muchas tarjetas que no cobran una, pero las tarjetas de crédito con tarifas tienden a ofrecer más beneficios y ventajas.

Por ejemplo, puedes pagar entre $ 950 y $ 5500 por año por una de las mejores tarjetas de crédito para viajes, pero a menudo vienen con beneficios como equipaje documentado gratis, embarque prioritario, acceso a salas de espera del aeropuerto o créditos para tarifas de aerolíneas incidentales, y esos solo algunas de las ventajas disponibles.

Las tarifas anuales son fáciles de evitar ya que hay muchas tarjetas de crédito, incluso tarjetas de crédito de recompensa, que no cobran esta tarifa.

Tarifas de anticipo en efectivo

Algunas tarjetas de crédito te permiten sacar un “anticipo en efectivo”. En esencia, pides prestada una suma de efectivo que luego se agrega al saldo de tu tarjeta de crédito.

Los adelantos en efectivo (que pueden recuperarse en un cajero automático o cajero bancario o depositarse en su cuenta bancaria) generalmente vienen con una APR separada más alta que la tasa estándar para compras.

Peor aún, se te cobrarán intereses a partir del día del anticipo porque los anticipos en efectivo no suelen tener un período de gracia.

Cargos a tarjeta de crédito

Cargos por pago atrasado

En la mayoría de los casos, se te cobrará un cargo por pago atrasado cada vez que realices un pago después de la fecha de vencimiento de tu tarjeta de crédito (o si tu pago es menor que el mínimo adeudado). Si bien existen máximos exigidos por ley, estos cargos varían con tarjeta de crédito.

La mayoría de los emisores determinan la tarifa en función de la frecuencia con la que deja que tu cuenta se atrasa. Pero algunas tarjetas de crédito tienen cargos por pagos atrasados ​​escalonados según el saldo de tu tarjeta de crédito.

Asegúrate de evitar este cargo pagando la factura de tu tarjeta de crédito con anticipación o puntualmente cada mes. Si no lo haces, y el pago de tu tarjeta de crédito tiene más de 60 días de retraso, el emisor de tu tarjeta puede promulgar una APR de penalización que probablemente sea mucho más alta que la APR actual de tu tarjeta de crédito.

En ese momento, tendrás cargos por pagos atrasados y los crecientes cargos por intereses para manejar, por lo que es mejor evitar los pagos atrasados ​​por completo.

Mujer usando tarjeta de crédito

 

Tarifas de pago devuelto

Es posible que se te cobre esta tarifa si el pago que realizas con tu tarjeta de crédito no es válido por algún motivo. Supongamos que envías un cheque por tu pago sin darse cuenta de que tus fondos son insuficientes para cubrirlo

O, accidentalmente, realizas un pago con una cuenta corriente que acaba de cerrar en lugar de la nueva.

Esta tarifa está sujeta a las mismas reglas de la Ley CARD que las tarifas por pago atrasado, y según los límites de 2021, no puede ser más de $ 290 si no ha habido pagos devueltos en los seis meses anteriores y no más de $ 400 si ha habido.

Ahora, ya sabes cuales son los cargos mas comunes cuando usas tu tarjeta de crédito. Esto no quiere decir que no la uses, simplemente debes ser cauteloso para aprovechar al máximo los beneficios que la tarjeta de crédito te ofrece.

Además, recuerda que una tarjeta de crédito siempre es una buena opción financiera.

Tipos de inversiones y cómo funcionan

Invertir intimida a mucha gente. Existen numerosas opciones y tipos, por lo que puede resultar difícil determinar qué inversiones son las adecuadas para tu cartera.

Esta guía te muestra los tipos de inversión más comunes con el fin de que sepas cual deseas  incluir en tu cartera para comenzar a invertir.

Cepo

Las acciones, también conocidas como acciones, pueden ser el tipo de inversión más conocido y simple. Cuando compras acciones, estás comprando una participación en la propiedad de una empresa que cotiza en bolsa.

Muchas de las empresas más grandes, como General Motors, Apple y Facebook, cotizan en bolsa, lo que significa que puedes comprar acciones en ellas.

Cuando compras una acción, espera que el precio suba para poder venderla y obtener una ganancia. El riesgo, por supuesto, es que el precio de las acciones baje, en cuyo caso perderás dinero.

Los corredores venden acciones a los inversores. Puedes optar por una firma de corretaje en línea o trabajar cara a cara con un corredor.

Inversion

Cautiverio

Cuando compras un bono, básicamente estás prestando dinero a una entidad. Generalmente, se trata de una empresa o una entidad gubernamental.

Las empresas emiten bonos corporativos, mientras que los gobiernos locales emiten bonos municipales. Por ejemplo, el gobierno emite bonos, pagarés y letras, todos los cuales son instrumentos de deuda que compran los inversores.

Mientras se presta el dinero, el prestamista recibe pagos de intereses. Una vez que vence el bono, es decir, que lo has retenido durante el período de tiempo determinado contractualmente, recuperas tu capital.

La tasa de rendimiento de los bonos suele ser mucho más baja que la de las acciones, pero los bonos también tienden a ser de menor riesgo. Por supuesto, existe cierto riesgo.

La empresa a la que le compras un bono podría retirarse o el gobierno podría incumplir. Sin embargo, los bonos, pagarés y letras se consideran inversiones muy seguras.

Inversiones

Tipos fondos de inversión

Un fondo mutuo es un conjunto de dinero de muchos inversores que se invierte ampliamente en varias empresas. Los fondos mutuos se pueden gestionar de forma activa o pasiva. Un fondo gestionado activamente tiene un administrador de fondos que elige valores en los que poner el dinero de los inversores.

Los administradores de fondos a menudo intentan superar un índice de mercado designado eligiendo inversiones que superen a dicho índice.

Un fondo administrado pasivamente, también conocido como fondo indexado, simplemente rastrea un índice bursátil importante como el Dow Jones Industrial Average o el S&P 500. Los fondos mutuos pueden invertir en una amplia gama de valores: acciones, bonos, materias primas, divisas y derivados. .

Los fondos mutuos conllevan muchos de los mismos riesgos que las acciones y los bonos, dependiendo de en qué se inviertan. Sin embargo, el riesgo suele ser menor porque las inversiones están intrínsecamente diversificadas.

Tipos de fondos negociados en bolsa

Los fondos cotizados en bolsa (ETF) son similares a los fondos mutuos en que son una colección de inversiones que rastrea un índice de mercado.

A diferencia de los fondos mutuos, que se compran a través de una compañía de fondos, las acciones de los ETF se compran y venden en los mercados de valores.

Su precio fluctúa a lo largo del día de negociación, mientras que el valor de los fondos mutuos es simplemente el valor liquidativo de tus inversiones, que se calcula al final de cada sesión de negociación.

Los ETF a menudo se recomiendan a nuevos inversores porque están más diversificados que las acciones individuales. Puedes minimizar aún más el riesgo eligiendo un ETF que rastree un índice amplio.

Tipos de inversión

Certificados de depósito

Un certificado de depósito (CD) es una inversión de muy bajo riesgo. Le da a un banco una cierta cantidad de dinero durante un período de tiempo predeterminado.

Cuando terminas ese período de tiempo, recuperas tu capital, más una cantidad predeterminada de intereses. Cuanto más largo sea el período del préstamo, mayor será la tasa de interés.

No hay riesgos importantes para los CD. Están asegurados por la FDIC hasta $ 250,000, lo que cubriría tu dinero incluso si tu banco colapsara.

Dicho esto, debes asegurarte de no necesitar el dinero durante la vigencia del CD, ya que existen multas importantes por retiros anticipados.

Planes de jubilación

Hay varios tipos de planes de jubilación. Los planes de jubilación en el lugar de trabajo, patrocinados por su empleador, incluyen planes 401 (k) y planes 403 (b).

Si no tienes acceso a un plan de jubilación, puedes obtener un plan de jubilación individual (IRA), ya sea de la variedad tradicional o Roth.

Los planes de jubilación no son una categoría separada de inversión, per se, sino un vehículo para realizar inversiones, incluida la compra de acciones, bonos y fondos, que lo eximen de impuestos de una de dos maneras: permitiéndole invertir pesos antes de impuestos (como con un IRA tradicional) o permitiéndote retirar dinero sin pagar impuestos sobre ese dinero.

Los riesgos para las inversiones son los mismos que si estuvieras comprando las inversiones fuera de un plan de jubilación.

Inversión

Opciones

Una opción es una forma algo más complicada de comprar una acción. Cuando compras una opción, estás comprando la capacidad de comprar o vender un activo a un precio determinado en un momento determinado.

Hay dos tipos de opciones: opciones de compra, para comprar activos, y opciones de venta, para vender opciones.

El riesgo de una opción es que la acción disminuya de valor. Si la acción baja de su precio inicial, pierdes tu dinero. Las opciones son una técnica de inversión avanzada y el comercio minorista debes tener cuidado antes de usarlas.

Anualidades

Mucha gente usa las anualidades como parte de su plan de ahorros para la jubilación. Cuando compras una anualidad, compras una póliza de seguro y, a cambio, recibes pagos periódicos.

Las anualidades vienen en numerosas variedades. Pueden durar hasta la muerte o solo por un período de tiempo predeterminado. Pueden requerir pagos de prima periódicos o solo un pago por adelantado.

Pueden estar vinculados parcialmente al mercado de valores o pueden ser simplemente una póliza de seguro sin vínculo directo con los mercados. Los pagos pueden ser inmediatos o diferidos hasta una fecha específica.

Si te tomas en serio la inversión, podría tener sentido buscar un asesor financiero que te guíe.  Sin embargo, esta guía de los tipos de inversión puede ayudarte a encontrar la adecuada para ti.

También te puede interesar: Cómo invertir dinero en 4 pasos fáciles

Cuando no usar tu tarjeta de crédito

Si todos pensáramos un poco más en el uso de nuestras tarjetas de crédito, tal vez no habría un problema tan grande con la deuda de la tarjeta de crédito.

El hecho de que el emisor de tu tarjeta de crédito te brinde acceso a una línea de crédito considerable, y solo porque haya algo que desees comprar, no significa que sea un buen momento para usar tu tarjeta de crédito.

Sin embargo, no estaos diciendo que no la uses, es mas, si aun no tienes una te recomendamos solicitar una tarjeta de crédito por sus beneficios.

Aquí hay algunas ocasiones en las que deberías dejar tu tarjeta de crédito en tu billetera.

Cuando no puedas pagar el saldo

 

Podría decirse que esta es la primera vez que no debes usar tu tarjeta de crédito. Si no puedes pagar una compra en efectivo, entonces realmente no puedes permitirte ponerla en tu tarjeta de crédito.

Si pasa tu tarjeta sabiendo que no puedes devolver lo que compraste, técnicamente podrías ser culpable de fraude. Algunos acreedores pueden usar el argumento del fraude para evitar que canceles esa deuda en caso de bancarrota más adelante.

Cuando no sepas tu crédito disponible

 

Desde 2009, muchos consumidores han optado por no recibir protección por sobrepasar el límite.

Esto significa que si la cantidad que estás tratando de cobrar te empuja por encima de tu límite de crédito, tu transacción será rechazada.

Sin embargo, si optaste por la protección contra el límite, el emisor de tu tarjeta te permitirá superar tu límite de crédito y se te podría cobrar una tarifa.

Personas comprando con tarjeta de crédito

Cuando solicites una hipoteca

 

Los prestamistas hipotecarios desaprueban los grandes saldos de las tarjetas de crédito cuando solicitas una hipoteca.

Cuanta más deuda de tarjeta de crédito tengas, más difícil será calificar para una hipoteca. Eso es porque los prestamistas miran tu utilización de crédito, que es la cantidad de tu saldo de crédito que se usa.

Los prestamistas también miran su relación deuda-ingresos, que es la relación entre tus ingresos y tus pagos mensuales de deuda.

Es mejor guardar grandes compras con tarjeta de crédito al menos hasta que hayas completado el proceso de la hipoteca.

Para sentirte mejor

 

Fácilmente podrías terminar gastando de más si estás deslizando el dedo para curar la tristeza, especialmente porque las compras son solo una solución temporal para un problema más profundo.

Busca otras formas de resolver dilemas emocionales, como hacer ejercicio, llevar un diario, trabajar en el jardín o resolver el problema que lo mantiene angustiado.

Agotar el saldo de la tarjeta de crédito podría generar estrés y ansiedad adicionales si no tienes el dinero para pagar el saldo de la tarjeta de crédito.

También te puede interesar: Evita tener una tarjeta vulnerable

Entiende como establecer un buen crédito

Si quieres saber cómo establecer un buen crédito aquí te compartimos información relevante que seguro te va ayudar de mucho.

¿Qué es el crédito?

El crédito es la capacidad del consumidor de adquirir bienes o servicios antes del pago con la fe de que el pago se realizará en el futuro.

En la mayoría de los casos, hay un cargo por el préstamo, y éste viene en forma de tasas y/o intereses en tus diferentes tarjetas de crédito.

Tus tarjetas de crédito son tu carta de presentación ante las compañías que te facilitan los prestamos o recompensas que necesitas.

Qué es el crédito

Establecer un buen crédito

Una buena puntuación de crédito puede influir en múltiples áreas de tu vida, incluyendo tu:

  • capacidad para alquilar o comprar una casa,
  • oportunidades de trabajo,
  • préstamos y más,

por lo que establecer una buena puntuación de crédito ahora dará tus frutos en el futuro.

¿Qué se considera una buena puntuación de crédito?

La puntuación de crédito oscila entre 300 y 850, y las puntuaciones más bajas representan un mayor riesgo crediticio.

Por lo general, se considera que una buena puntuación de crédito está entre 690 y 850, siendo 850 una puntuación de crédito excelente.

He aquí algunas formas de empezar a establecer un buen crédito:

  • Abrir una cuenta corriente y de ahorro
  • Pagar las facturas a tiempo
  • Pagar los saldos pendientes
  • Revisar el informe de crédito anualmente
  • Protege tu identidad

Cinco componentes de la puntuación de crédito

  • Historial de pagos (35%)
  • Relación entre la deuda y el crédito disponible (30%)
  • Duración del historial de crédito (15%)
  • Tipos de crédito utilizados (10%)
  • Búsquedas recientes de crédito (10%)

Puntuación de crédito

Comprobación de tu informe de crédito

Un informe crediticio contiene tu información personal junto con tu historial crediticio general, las consultas realizadas por las empresas para ver tu información crediticia, etc.

Comprobar tu informe crediticio con frecuencia evitará que haya inexactitudes en tu información crediticia que puedan dar lugar a una puntuación de crédito más baja y, en consecuencia, a la denegación de un crédito, un préstamo o incluso un empleo.

Consejo: Recuerda comprobar el nombre, la dirección, la fecha de nacimiento, el número de la Seguridad Social y la exactitud de las cuentas de tu informe de crédito.

También te puede interesar: QUÉ MEDIDA TOMO PARA PROTEGER MI TARJETA

Beneficios de la tarjeta American Express

Una buena opción para cualquier persona que quiera tener una tarjeta es: American Express, aquí te contamos los beneficios.

American Express:

En el mercado existen una gran variedad de tarjetas de crédito que otorgan grandes beneficios, pero la tarjeta de crédito American Express, ofrece una cuota anual de 0 $ durante el primer año, además de las siguientes ventajas:

10.000 puntos después de gastar sólo 1.000 pesos durante los tres primeros meses que se tiene la tarjeta.

Una bonificación de puntos del 20% cuando realices 20 o más compras en un periodo de facturación determinado (con algunas limitaciones, por supuesto).

2X puntos en cualquier supermercado de México, hasta los primeros 3.000 pesos gastados.

Esos puntos que se acumulan se pueden gastar en billetes de avión, en hoteles e incluso en cruceros.

American Express

Un 0% de interés tanto para compras como para transferencias de saldo durante los primeros 15 meses que tengas la tarjeta, pasando a un tipo variable del 12,99% al 21,99%.

Puede que esta no sea la primera tarjeta que te venga a la mente cuando consideras añadir una tarjeta a tu cartera,

pero tiene algunas características interesantes que pueden beneficiar a cualquier persona.

Por ejemplo:

Un 0% de interés en las transferencias de saldo y en cualquier compra durante los primeros 12 meses tras la emisión de la tarjeta.

La tasa variable que se aplica después no está mal, ya que oscila entre el 10,99% y el 22,99%, en función de tu solvencia.

Obtén el doble de dinero en efectivo en cada compra durante el primer año; esto se emite automáticamente, lo cual es un gran beneficio, ya que no tienes que hacer nada para obtenerlo.

Una lista rotativa de categorías de devolución de efectivo del 5% que cambia cada trimestre e incluye compras como gasolina, restaurantes y similares. También obtienes un 1% de devolución en efectivo en cualquier compra.

Tampoco hay cuota anual

Tampoco hay cuota anual, ni comisiones por transacciones en el extranjero, lo que es una verdadera ventaja para los viajeros de negocios frecuentes.

Si pierdes, extravías o te roban la tarjeta durante tus viajes, esta tarjeta tiene una función que evitará nuevos cargos, adelantos en efectivo o transferencias de saldo.

Esta función puede aplicarse desde tu teléfono inteligente o desde el ordenador de la oficina.

Otro tema: PUNTOS IMPORTANTES PARA USAR TU TARJETA

Qué pasa con los datos no encriptados

Si no tienes idea de qué puede pasar con los datos que no están encriptados al usar tu tarjeta aquí te dejamos unos puntos.

Los datos que no están encriptados

Uno de los problemas actuales, es que los datos de las tarjetas de pago no están encriptados cuando los consumidores los introducen

en las terminales de las cajas al pasar sus tarjetas de crédito y débito por el lector de tarjetas de banda magnética, que no está protegido.

Y ahí es donde los piratas informáticos roban los números de cuenta de las tarjetas y otros datos personales.

tarjetas de crédito y débito

Distintas empresas encriptan ahora esos datos en la fuente, pero otros comercios tienen que ponerse al día.

Hasta que eso ocurra, los consumidores deberían bloquear sus datos financieros…

y su información personal, especialmente antes de la ajetreada temporada de compras.

He aquí cómo hacerlo.

  1. Exige una nueva tarjeta de crédito y débito de reemplazo si la tuya fue comprometida.

Algunos bancos han tomado esta medida de forma proactiva tras los ataques…

y ya han notificado a los clientes que una nueva tarjeta está en camino para las víctimas que sufran un ataque.

Siempre es bueno solicitar una tarjeta de crédito que cumpla tus necesidades, pero sobre todo que te de seguridad

Nueva tarjeta de crédito

y se haga responsable si es que llegas a tener un problema que involucre una solución de su parte.

No esperes a que tu banco haga lo mismo. Inicia la llamada tú mismo.

  1. Comprueba el registro de tu cuenta bancaria y la actividad de tu tarjeta de crédito en Internet para ver si tu tarjeta se utilizó.

No esperes a que te llegue el extracto impreso por correo; comprueba la última actividad de tu cuenta digitalmente

registrándote para acceder a la información de tu cuenta en línea o utilizando una aplicación de banca móvil.

 banca móvil

Si esa información sólo está disponible en línea para un período determinado, por ejemplo,

los 90 días anteriores, compruébalo más atrás consultando tus extractos mensuales impresos.

También estate atento a los cambios en el PIN de tu tarjeta de débito.

También te puede interesar: Evita tener una tarjeta vulnerable