El internet de las cosas ya es más tangible y ahora Hiku Labs hace posible que puedas hacer el super sin tener que salir de tu casa.

Este dispositivo puede generar órdenes en línea y lo hace a través del código de barras de los productos, así puedes saber el tamaño, marca y demás para saber cuándo solicitar más productos.

Esto lo logra gracias a las asociaciones con Walmart Online Grocery y el servicio de entrega de comestibles de Peapod, puede subir esa lista a un sistema en línea que comprará y (con Peapod) incluso entregará sus comestibles.

Además de los pequeños contratiempos que he podido esperar de los dispositivos activados por voz, el Hiku funciona bastante bien: el dispositivo de segunda generación sin duda ha mejorado el diseño del primero.

La aplicación es funcional y compatible con iOS y Android. Simplemente no veo que Hiku simplifique el proceso de la lista de la compra más de lo que ya hace una nota en su teléfono.

Dicho esto, el dispositivo, en combinación con uno de sus dos servicios de compra, realmente podría reducir la frustración de comprar comestibles para familias ocupadas y personas discapacitadas.

En 2013 revisamos el Hiku de primera generación, un inteligente asistente de la lista de la compra que decidimos que era genial, pero que no valía su precio de $ 80 dólares.

El diseño del gen-2 Hiku es inteligente. A primera vista, parece un disco de plástico blanco con un botón plateado en un lado y un imán en el otro.

Pero el diseño ha sido mejorado desde la primera generación: el cuerpo está sellado más herméticamente para que sea más resistente a los líquidos, el botón es sensible, el caucho protector cubre los bordes de la ventana de escaneo. 

El Hiku aún se adhiere a la mayoría de los frigoríficos (si tiene uno de acero inoxidable, no tiene suerte), lo que permite un fácil acceso en la cocina. Y mientras que la primera generación tardó unos segundos en despertarse cuando quería escanear un producto, este Hiku presenta una interfaz de encendido instantáneo. 

Estos son algunos de los problemas de Hiku

Disfruto cómo se ve y maneja el gen-2 Hiku, pero no me gusta cómo se comunica. 

Básicamente, una nota baja significa que no registró el elemento, una nota más alta significa que sí lo registró y la nota triple indica que se registró, pero no reconoció el elemento (por lo tanto, debe ingresar la aplicación y escribir el nombre).

El código suena bastante simple, pero si estuviera escaneando elementos individuales durante la semana, probablemente olvidaría qué sonido señalaba qué, y tengo que revisar mi aplicación para asegurarme de que los análisis se registraron correctamente.

Así funciona el dispositivo

El Hiku es rápido de configurar y fácil de usar. No hay instrucciones en papel que acompañen al dispositivo; solo una etiqueta que dice “Para empezar, obtenga la aplicación”. Y realmente es así de simple. 

Prácticamente, el propio Hiku realiza dos acciones principales: escanea los códigos de barras y lo escucha a usted decir los nombres de los artículos, como “leche” o “huevos”. Luego registra esos elementos en una lista en la aplicación. Ambas funciones funcionan bastante bien.