Qué pasa con los datos no encriptados

Qué pasa con los datos no encriptados

Si no tienes idea de qué puede pasar con los datos que no están encriptados al usar tu tarjeta aquí te dejamos unos puntos.

Los datos que no están encriptados

Uno de los problemas actuales, es que los datos de las tarjetas de pago no están encriptados cuando los consumidores los introducen

en las terminales de las cajas al pasar sus tarjetas de crédito y débito por el lector de tarjetas de banda magnética, que no está protegido.

Y ahí es donde los piratas informáticos roban los números de cuenta de las tarjetas y otros datos personales.

tarjetas de crédito y débito

Distintas empresas encriptan ahora esos datos en la fuente, pero otros comercios tienen que ponerse al día.

Hasta que eso ocurra, los consumidores deberían bloquear sus datos financieros…

y su información personal, especialmente antes de la ajetreada temporada de compras.

He aquí cómo hacerlo.

  1. Exige una nueva tarjeta de crédito y débito de reemplazo si la tuya fue comprometida.

Algunos bancos han tomado esta medida de forma proactiva tras los ataques…

y ya han notificado a los clientes que una nueva tarjeta está en camino para las víctimas que sufran un ataque.

Siempre es bueno solicitar una tarjeta de crédito que cumpla tus necesidades, pero sobre todo que te de seguridad

Nueva tarjeta de crédito

y se haga responsable si es que llegas a tener un problema que involucre una solución de su parte.

No esperes a que tu banco haga lo mismo. Inicia la llamada tú mismo.

  1. Comprueba el registro de tu cuenta bancaria y la actividad de tu tarjeta de crédito en Internet para ver si tu tarjeta se utilizó.

No esperes a que te llegue el extracto impreso por correo; comprueba la última actividad de tu cuenta digitalmente

registrándote para acceder a la información de tu cuenta en línea o utilizando una aplicación de banca móvil.

 banca móvil

Si esa información sólo está disponible en línea para un período determinado, por ejemplo,

los 90 días anteriores, compruébalo más atrás consultando tus extractos mensuales impresos.

También estate atento a los cambios en el PIN de tu tarjeta de débito.

También te puede interesar: Evita tener una tarjeta vulnerable